Feria Bicentenaria

Con los tradicionales fuegos artificiales se ponía el broche a la feria de La Puebla en su 200 aniversarios. Días de diversión y encuentros, que comenzaban el miércoles con el encendido del alumbrado, en el Real.

 

Este año 2017 se ha celebrado el 200 aniversario de la Feria de La Puebla. Una efeméride que se ha festejado a lo grande, con las actividades preparadas por la Delegación de Festejos para las fiestas locales.   

El tradicional pasacalles daba inicio a las actividades en una víspera cuyo plato fuerte llegaba con la prueba del alumbrado el miércoles a las 23:00. Tras esta noche, un no parar ha sido la tónica de los vecinos en cuatro jornadas donde  las mujeres vestidas con su característico traje de gitana ponen el toque de color bajo la hilera de farolillos. El primer y el segundo día de la Feria de La Puebla lo han marcado dos momentos que necesitan a la noche como cómplice. El jueves con “La Puebla canta” a cargo de Jesús Talavera, María Romero y Carmen Pérez.

El viernes se realizazó el concurso de Karaoke organizado, Renacer. Por la noche, fue el turno de Joana Jiménez, quien derrochó talento sobre las tablas de la municipal. El sábado fue de Manuel Orta y el showman El Kanishe, quien con sus versiones enganchó al público.

El domingo era el turno de “La edad de oro del pop español” quienes dieron lo mejor de su música con las recopilaciones de los 60, 70, 80 y los 90. El público entregado llenó la caseta en el cierre de la feria.

El programa de actividades lo ha completado el paseo de caballos desde el viernes en el Real de la Feria y el espectáculo infantil para niños y niñas el sábado, seguido por la actuación de la academia de Mari Paz la Candila.

Como gran novedad este año la apertura el Centro de Ocio alternativo “El Encuentro” donde los más jóvenes han tenido un lugar para divertirse, realizando talleres, jugando torneos, etc. Como cada año, plato fuerte es la feria del ganado que. En cada edición, se afianza con las actuaciones y los concursos que se realizan en los silos.

Una feria muy especial que pasará a la historia en este bicentenario.

Historia de La Feria

El Cabildo municipal de La Puebla de Cazalla presidido por el Alcalde mayor de la villa D. José Aguilar Galeote conseguiría después de arduas gestiones administrativas y de pagar a la Hacienda Real la importante cantidad de 600 reales de vellón que el rey Fernando VII autorizara en enero de 1.817 a realizar una feria de ganado en los Llanos de la Fuente Vieja.

Las razones para la elección de este lugar concreto estribaban en la proximidad del río para dar de beber al ganado y la concurrencia en él de tres importantes caminos ganaderos comarcales como eran la colada de Morón a Osuna, la vereda de Cañete y la vereda de la Sanguijuela.

El objetivo que perseguía el Ayuntamiento con la celebración de esta feria, no era otro que recaudar unas cantidades a los tratantes y ganaderos que acudieran y hacer frente así al déficit de sus finanzas en unos momentos, como aquéllos, de una profunda crisis económica derivada de los años de guerra contra los franceses, los costes de la rebelión militar contra España de las colonias americanas y una no menos importante crisis política sobrevenida por el golpe de estado que restauró los poderes absolutos de la monarquía y abolió la Constitución liberal de 1.812.

Desde entonces hasta la fecha, la feria ha conocido muchas vicisitudes y sufrido algunos cambios de ubicación. Hasta los años 20 se estuvo celebrando en los aledaños de la plaza Vieja y la calle Mesones. En 1.926 se trasladó a la calle Victoria pero la opción no gustó y ya al año siguiente, se obtuvo el permiso del Gobierno Civil para ampliar la celebración a un cuarto día y la trasladó al paseo Francisco Bohórquez, lugar que ha sido desde entonces su sede.

 Hasta mediados de los años 6o, aproximadamente, el mercado de ganados se celebraba en los terrenos de lo que hoy son la barriada Pío XII y calle Eduardo del Pino pero, a partir de entonces, en paralelo al proceso de mecanización de la agricultura y la modernización general de las estructuras agrarias, dicho mercado desaparecía hasta que hace apenas una década era recuperado por el ayuntamiento.

 

 

Radio Puebla: