La primera artista de flamenco de la Puebla de Cazalla, Lola La de Lucena. Nombre artístico de Dolores Crujera. De familia no gitana, nace en la calle Molinos, 22, a las dos de la mañana del día 4 de febrero de 1875.

La primera referencia escrita sobre esta cantaora aparece en el libro de Fernando El de Triana, que reproduce en  Arte y artista flamencos, publicado en 1935, dice así: No era de Lucena, era de la Puebla de Cazalla. Como artista no fue una Parrala ni una Serneta, pero canto bien. Como mujer, en el cuadro en que figuraba resplandecía su hermosura por lo arrogante”.  Figura de los cafés cantantes de su época y estimable intérprete sin citar estilos determinados.

Con posterioridad, de nuevo José Menese dio noticias sobre el noviazgo de la cantaora con el guitarrista Paco de Lucena, en el libro de Génesis García Gómez, José Menese. Biografía jonda: Dolores Crujera, “Lola la de Lucena”, que se echó un novio importante, el guitarrista Paco de Lucena, era mi tía abuela (…) Lola deslumbrante por su belleza y su personalidad, reconocida en todos los Crujeras.

A su vez, la historiadora del arte, Ana Gómez Díaz precisa en su estudio sobre la iconografía de la mujer flamenca en las etiquetas del vino de Jerez. Afirma que la figura de esta cantaora también fue utilizada, al igual que la de otras artistas, como imagen publicitaria.