Incomprensión e indignación por los despidos en el Centro de Estudios Andaluces

Desde el equipo de gobierno del Ayuntamiento de La Puebla de Cazalla manifestamos nuestra incomprensión e indignación por los despidos fulminantes de tres trabajadores del Departamento de Publicaciones y Actividades del Centro de Estudios Andaluces.

Precisamente en estos momentos, el Museo de Arte Contemporáneo José María Moreno Galván acoge la exposición La Noticia Revelada, una excepcional producción del Centro de Estudios Andaluces, que ha llegado a nuestra localidad gracias a la labor de los técnicos despedidos. Asimismo, llevamos más de un año colaborando y trabajando conjuntamente en una exposición destinada al Museo de la Autonomía de Andalucía sobre Francisco Moreno Galván y su pintura flamenca, con obras del fondo de nuestro Museo y de otros espacios culturales y colecciones privadas. En sendos proyectos, uno actual y otro futuro, así como en las diversas ocasiones en las que hemos tenido ocasión de trabajar con ellos, su profesionalidad, su gestión organizativa, su talento creativo, su capacidad de percepción museística o el desempeño de su labor han sido impecables, de altísimo nivel. A ello podemos sumar el buen hacer desarrollado por los técnicos despedidos en el proceso que ha llevado al Museo de la Autonomía de Andalucía y a la Casa de Blas Infante a ser lo que es hoy, un espacio vivo y abierto donde poder conocer nuestra historia reciente y el proceso de la autonomía andaluza, desde un trabajo de recuperación patrimonial y un discurso expositivo brillantes. También han sido responsables los técnicos despedidos de exposiciones de producción propia, iniciadas en Museo de la Autonomía de Andalucía y con recorrido por otros espacios y centros culturales, sobre figuras como Manuel de Falla, Helios Gómez o Martínez de León. Precisamente en esa línea, esperábamos poder llevar a dicho Museo la citada exposición sobre Francisco Moreno Galván, que tememos caerá en el vacío.

Por estas razones, la noticia de sus despidos no puede sino generar desconcierto e indignación en quienes somos conocedores del excelente trabajo desarrollado por estos trabajadores en el Centro de Estudios Andaluces, contribuyendo decisivamente a la investigación, el conocimiento, la difusión y la memoria de la cultura de nuestra tierra.

Desde aquí nuestro apoyo, admiración y solidaridad con Mercedes de Pablos, Coral Márquez y Santiago Campuzano, víctimas de un despido tan incomprensible como sospechoso, y que consideramos debería generar un proceso reflexivo en el gobierno de la Junta de Andalucía en torno a esta injusticia, cometida sobre unos trabajadores que lo que merecen es gratitud y reconocimiento.

Radio Puebla: