Adquiere su configuración actual entre los siglos XVI a XIX. Se trata de un ensanche que se produce en el extremo sur de la C/ Victoria generando un espacio abierto frente a la fachada principal del Convento de Ntra. Sra. de la Candelaria.

Fachada: Sus dos fachadas laterales son una mezcla de la evolución de las edificaciones residenciales en los últimos siglos. Originariamente la plaza se configura entre los siglos XVII a XIX, aunque en la actualidad y debido a la renovación del caserío sólo quedan algunos ejemplos de edificaciones del siglo XIX. No obstante, las nuevas edificaciones siguen manteniendo una imagen de uniformidad arquitectónica y volumétrica en el entorno. Por supuesto, es la fachada sur de la plaza la que destaca claramente, ya que en ella se erige la portada de la iglesia del Convento de Ntra. Sra. de la Candelaria; edificio que tiene su origen en el siglo XVI y en el que se combina el estilo renacentista y el barroco, que es el dominante en su fachada principal.

Materiales: Adoquín de granito en la calzada y baldosas hidráulicas en aceras.

Elementos singulares: Conjunto de cruces. Una de las cruces de hierro fue colocada una vez se finalizó la construcción del convento y las otras dos incorporadas en los años 80.

El ensanche que se produce en el extremo sur de la C/ Victoria configurando la plaza, ayuda a darle una mayor monumentalidad al Convento de Ntra. Sra. de la Candelaria.

Sin duda su valor reside en el papel que juega como elemento integrador del fondo escénico que configura junto con la iglesia del convento; y por tanto, la propia protección del inmueble implica la protección de dicho espacio.

 

Localización:

Extremo sur de la C/ Victoria.